viernes, 2 de marzo de 2007

¡Vaya semana la del Gobierno!

Alan está enfrentando al monstruo que
él mismo creó. (Foto: Paola Flores)

LUNES. Arrancó con el nombramiento del aprista Luis Alva Castro como titular del Ministerio del Interior tras el escándalo de los patrulleros que tumbó a Pilar Mazzetti. – creo que este es un error político de Alan García no solo porque la imagen de su nuevo ministro esta asociada a su desastroso primer gobierno sino por el escaso conocimiento que tiene del sector – .

MARTES. Cuando Alva Castro no terminaba de acomodarse en su despacho, reapareció el denostado y expulsado dirigente aprista Agustín Mantilla ofreciéndole su asesoría y poniendo a disposición del Gobierno su experiencia en el sector Interior, cuyo nuevo titular, para colmo, no quiso o no pudo rechazar de forma tajante y se mostró vacilante , poniendo en duda la categoría de paria que supuestamente tiene Mantilla en el hoy partido de gobierno.

MIÉRCOLES. El Comercio denuncia que el ex candidato a la Alcaldía de Lima por el Apra, Benedicto Jiménez, hoy titular del Inpe, le habría enviado, en 2003 y cuando era un oficial de la Policía en actividad, un correo electrónico al narco Fernando Zevallos, fundador de Areo Continente, con información detallada de dos policías adscritos a la DEA que lo investigaban. El ‘Sheriff’ ha reconocido que tiene vínculos de amistad con Lupe Zevallos y otros familiares del ‘Lunarejo’, quien purga una condena de 20 años por narcotráfico. El caso ya está en la Fiscalía y, paralelamente, la Procuraduría también indaga. En tanto, en el Gobierno han dicho que no ponen las manos al fuego por nadie.

JUEVES. Perú.21 denuncia que el ministro de Salud, Carlos Vallejos – sí, el que había sido implacable públicamente con su ex colega Pilar Mazzetti por la compra de ambulancias inservibles a Gildemeister – había avalado, en diciembre pasado y por un monto superior a los S/.16 millones, la adquisición de 96 unidades a la misma empresa (Gildemeister) que vendió este tipo de vehículos a la gestión anterior con pésimos resultados. El mismo día que estalló el escándalo, y por exigencia de Alan García, el ministro anuló el contrato de compra y echó a los siete funcionarios que estuvieron a cargo de la licitación – que además excedía en S/.800 mil el valor referencial y que tampoco tenía rebaja por volumen –. Habría que anotar que el caso de las ambulancias se parece mucho al de los patrulleros, aunque quizás Vallejos corra mejor suerte que Mazzetti, principalmente por dos razones: primero porque, a diferencia de la ex titular del Interior, el ministro de Salud no defendió el proceso y segundo, y más importante, Vallejos es aprista y Mazzetti no lo es.

VIERNES. Esta vez el Gobierno le ganó por puesta de mano a la prensa y, sin que haya denuncia periodística de por medio, prefirió curarse en salud y anuló la licitación para la compra de útiles escolares destinados al Programa Nacional de Movilización por la Alfabetización (Pronama) por un monto de S/. 2'386,426, proceso que – según la misma resolución publicada en El Peruano que ordena esta anulación – tuvo irregularidades al haberse inflado el valor referencial en cerca de 700 mil soles. El consorcio Tai Loy SA - Tai Heng SA se había adjudicado la buena pro. El premier Jorge del Castillo indicó que son siete funcionarios del área de abastecimientos y la comisión de adquisición del Ministerio de Educación que están siendo investigados y probablemente se termine echándolos.

¿A quién echarle la culpa? ¿A los vivazos que hay en los ministerios? ¿A los ministros? ¿Este gobierno aprista tiene las uñas tan largas como el primero?. Hay quienes dicen que es demasiado para los tan solo ocho meses que tienen en el poder, pero todo apunta a que la responsabilidad mayor en estos entuertos es del mismo García, que fue a quien se le ocurrió la pomposa idea del ‘shock de inversiones’ (cuyo marco legal es ambiguo y laxo), y exigió a sus ministros a que gasten mucho y en poco tiempo. Esto ha permitido casos como los denunciados. Y, como van las cosas, parece que no serán los únicos. Tampoco se puede estar anulando y renegociando cada vez que se compra mal. ¿Cuántas semanas como esta podrá resistir el régimen aprista?.

1 comentario:

Gerardo dijo...

Ha este paso el gobierno se va a quedar sin gente y será la oportunidad perfecta para que los apristas entren a chambear... ese seria el verdadero shock...