lunes, 2 de abril de 2007

Alucinaciones bélicas

Un A-37 sobrevolando la amazonía

El presidente Alan García ya no sabe qué decir para reparar el daño que le causó a su gobierno la torpe negociación – genuflexión sería más preciso – con los cocaleros, que derivó en la suspensión de la erradicación de cultivos ilegales de hoja de coca. Resulta que ahora no solo retomará con más fuerza la eliminación de cocales sino que quiere convertir los valles cocaleros en una zona de guerra: ha exigido “bombardear y ametrallar” con aviones de combate A-37 las pozas de maceración y laboratorios clandestinos de cocaína en estos lugares.

Felizmente hay quienes ya han puesto en su real dimensión las palabras del jefe de Estado. El analista Fernando Rospigliosi ha dicho que García no tiene la más mínima idea de lo que dice, que los A-37 son aviones de interdicción y que no se puede destruir las pozas de maceración desde el aire porque la copiosa vegetación de la amazonía estropearía cualquier intento.

Hugo Cabieses sostiene también algo muy parecido y añade que este exabrupto de García tiene que ver con su próximo viaje a Estados Unidos. Estaría buscando de cualquier forma ganar adhesiones a favor del TLC en Washington, ahora que la ratificación de este acuerdo parece complicarse. Además, seguro que a Bush le caerá en gracia aquello de los bombardeos y le entusiasmará ver convertido a García en uno de sus halcones en la región andina.

Todo parece indicar, felizmente, que este episodio es otro de los excesos verbales del presidente, a los que recurre cada vez que está en aprietos y se desvela que su gobierno, en muchos casos, no tiene políticas viables y coherentes para afrontar de manera seria los problemas más graves del país, en este caso el de los ilegales cultivos de coca que abastecen al narcotráfico, lo que ha convertido al Perú en el segundo productor de cocaína en el mundo, después de Colombia.

3 comentarios:

Lastenio dijo...

El loco se olvidó de tomar su litio y salio a hablar estupideces... sus asesores deberian asegurarse de que antes de empezar su dia se medique como debe, para evitar estos exabruptos

Osama dijo...

Hay que bombardear Palacio, el Congreso y la federacion peruana de futbol (y la jato del Gordo Gonzales, y la de Martha Chavez) y se acaban nuestros problemas... Que no jodan a los campesinos...

taliban dijo...

Esta buena la idea de osma de bombardear esos lugares, seguro que apoyo popular no va a faltar ¿no?