martes, 10 de abril de 2007

La mermelada engorda, ministro

Robusto ministro es fan nº1 de Vladimiro.

Mientras Alan García no tiene el menor reparo en demostrar la fascinación que ejerce sobre él el estilo de gobierno de Fujimori – autoritarismo, economía de mercado y populismo sectorial – y lo copia casi rajatabla, su mofletudo ministro de Vivienda, Hernán Garrido Lecca, se preguntaba por qué no puede, entonces, él también exteriorizar su admiración por los métodos de Vladimiro Montesinos. Y lo hizo: contrató – con concha y pana – los especialísimos servicios de Montecristo Editores, la empresa que edita los diarios La Razon, El Chino y El Men, para que destaque – así no haya nada que destacar –, a través de sus contenidos periodísticos, la labor del Ministerio de Vivienda y, de refilón, le meta palo, difame y desprestigie a los críticos del gordinflón.

Claro, Garrido Lecca ya salió a decir que él no tenía la más mínima idea de que su despacho, con el dinero de todos nosotros, le pagó 19 mil soles mensuales, por tres meses, a estos diarios para que le hagan la patería (o cherrys o mermelada, igual da), y ya cortó cabezas y armó el show de siempre para pasar piola: investigaciones por aquí y por allá, pidió la intervención de la Contraloría, juró y rejuró que dará con los responsables, caiga quien caiga. Ojo, no se ha contratado publicidad, que es perfectamente lícito (aunque discutible si se hace en pasquines como estos), sino se ha comprado contenidos con dinero del Estado, algo que la ley prohibe.

Pero lo más grave de todo es la constatación de que, verdaderamente, los apristas parecen convencidos de que la única manera de gobernar el Perú es a través del estilo que impusieron los socios Fujimori y Montesinos. Y cada vez lo hacen con más descaro ¿Cómo se explica, entonces, que se ‘contraté’ justamente a estos diarios – que ahora mismo no se sabe bien si son de los Wolfenson o los Winter, pero eso es lo de menos, porque ambas familias son de lo más ostensible de la mafia montesinista – para que hagan publirreportajes y no a otros medios con mayor tiraje o audiencia?

Y para más coincidencias, son precisamente estos mismos diarios los que emprenden campañas furibundas de demolición a personajes de oposición, como la hecha contra el congresista y ex ministro Carlos Bruce, quien no es precisamente un santo y su gestión ministerial no estuvo libre de entuertos, pero que sufrió en carne propia los ataques, maquillados de informes o reportajes, de La Razón. Y qué dice el popular 'Techito' a todo esto: “Si querían la prueba de la existencia del SIN chicha aquí esta, esta es”, ha dicho sin ocultar la satisfacción que suele embargar a alguien cuando los hechos le dan la razón.

2 comentarios:

Lino dijo...

Ya es colmo, cada vez hay más signos de que las cosas en el gobierno no andan nada bien y no parecen interesados de enmendar el rumbo y lo unico que hacen es negar y negarn lo evidente ¿hasta cuándo?

Jesus dijo...

Es la prueba de que el SIN Chicha está operando en la sombra bajo, utilizando los mismos metodos de Montesinos, solo que esta vez al servicio del Apra...