lunes, 18 de junio de 2007

Es una burla inaceptable

¿De qué se reirán con tantas ganas?


Si alguien pensó que se iba a corregir ese chanchullo originado por la votación amañada en el Congreso para la elección de magistrados del Tribunal Constitucional, donde primó la repartija política, se equivocó. Si alguien albergaba la esperanza de que quedara, en algún recoveco perdido del Legislativo, una última reserva de moral y decencia política, se equivocó doblemente.

La Junta de Portavoces decidió anular solo la votación que ungió como magistrado del TC a Javier Ríos, candidato patrocinado por el Apra y contertulio de Agustín Mantilla y Óscar López Meneses, ex brazo derecho de Montesinos. Pero avaló todo el proceso de selección y evaluación – a estas alturas resulta un eufemismo llamarlo así – de candidatos que realizó la comisión Pastor, el cual careció, desde el inicio, de transparencia y seriedad. Ahora ya sabemos por qué.

Es decir, ahora los otorongos tendrán que elegir un nuevo cuarteto de entre los 16 candidatos finalistas de Aurelio Pastor y compañía, de quienes – ¡oh sorpresa! – se conoce poco y nada, y menos aún los puntajes que obtuvieron en la ¿evaluación? curricular y la entrevista personal, los dos rubros en los que fueron 'evaluados'. Resulta que el buen Pastor ha dicho que los resultados que obtuvieron los 17 primeros aspirantes al TC, que publicó El Comercio, no son ciertos, que son apócrifos.

La periodista Cecilia Valenzuela, según lo contó ella misma en su programa, le pidió a Pastor, entonces, que tuviera la amabilidad de alcanzarle los puntajes verdaderos. Pero Pastor le salió con una pendejada de aquellas: le dijo que no habían resultados de los primeros 20 candidatos y que si quería le podía dar los puntajes alcanzados por quienes quedaron entre los puestos 21 y 72. Esa es la farsa que la mayoría de bancadas – salvo la nacionalista y fujimorista que se abstuvieron – apoyó al anular solo la votación pero no todo el proceso.

2 comentarios:

Mario dijo...

Es increible como se burlan de nosotros estos otorongos. Y la respuesta que dio ese Pastor a la Chichi es para no creerla. Nos creen imbéciles o que? piensan, si lo hacen pero lo dudo,que no nos damos cuenta de sus satraperías. Este congreso está haciendo méritos para superar al anterior. Va por buen camino.

Anónimo dijo...

Que se vayan todos. Seleccionados y seleccinadores. Eso era lo que correspondía y no lo que hicieron, que no soluciona el problema de fondo. ¡Hay el Apra, cómo extraña a sus figuras de antaño que ya no están más! Los de ahora no dan la talla y solo buscan aprovecharse. Quisieron controlar el TC para reelegir al Loco pero el tiro les salio por la culate y les reventó el culo, je.